Top
los conservantes

Todos sabemos que los conservantes en belleza son ¨algo¨ que llevan nuestros productos de belleza, pero generalmente no les prestamos ninguna atención.

Pero ¿deberíamos hacerlo? ¿cómo de importantes son y como influyen en nuestra piel? Vamos a poner el foco en este grupo de ingredientes y ver las diferencias que implica usar conservantes tradicionales u optar por los conservantes naturales.

Qué son los conservantes y para qué sirven

Los cosméticos no son materiales inertes por tanto es más que necesario que incluyan conservantes, porque ¿sabes que le pasaría a tus beauty  favoritos si no los incluyeran?

 

Tus productos sufrirían cambios a lo largo de su uso, como por ejemplo cambios en la textura, olor y color, cambios en las emulsiones donde se ve la separación de las fases (fase acuosa y fase oleosa) y aparición de sedimentos que vuelven al cosmético turbio.

 

Además, no solo sufrirían cambios en las características propias del producto, sino que se pueden producir contaminaciones no visibles en el cosmético en forma de sustancias que sensibilicen e irriten la piel.

 

Estas consecuencias son realmente las más peligrosas ya que afectan directamente a la salud: infecciones cutáneas, oculares y diversas alergias.

 

Está claro que los conservantes son de vital importancia ya que su función principal es inhibir el desarrollo de microorganismos.

¿Cómo debe ser el conservante para que sea efectivo?

Lo más importante que debe cumplir es lo siguiente:

 

  • Amplio espectro de actividad antimicrobiana.

 

  • Mínima concentración y alta eficacia.

 

  • Respetuoso con la piel.

 

  • Que mantenga las características organolépticas del producto (olor, color, textura).

 

  • Compatible y estable con la fórmula y el envase durante toda su vida útil.

Los conservantes naturales y las diferencias con los tradicionales

Esta es la gran pregunta o debate en cosmética, y es debido a que muchas de las reacciones o malas tolerancias a muchos de los productos cosméticos, tengan su origen en los conservantes que contienen dichos productos.

conservantes naturales botellas

Las diferencias de pensamiento radican en que muchos de los conservantes que están en el punto de mira.

 

Como los parabenos, por ejemplo, o el muy conocido fenoxietanol (phenoxiethanol) son conservantes permitidos en el uso cosmético, con restricciones de concentración, como es el caso de este último que no puede superar el 1%, aunque se está aconsejando no superar su concentración en el 0.4%.

 

Recomendación de la agencia francesa de la salud, pero está permitido.

 

En la mayoría de las formulaciones, se usan este tipo de conservantes y no producen ningún tipo de reacción o problema.

 

Pero ¿qué ocurre con la parte de la población que tiene la barrera cutánea dañada o más sensible?

 

Aquí es donde empiezan los problemas.

 

Una piel con la barrera cutánea débil o dañada, estos ingredientes pueden traspasar la barrera e inhibir la respuesta inmunitaria natural, dando lugar a problemas más graves.

 

En el caso de los parabenos, muchas empresas cosméticas ante la cantidad de dudas generadas y casos de irritaciones en la piel han decidido sustituirlos por otros etiquetando el producto como paraben free, pero la alternativa no mejora el problema ya muchos de ellos son derivados del petróleo (Quaternium-15, DM Hydantoin, y todos los ingredientes que delante llevan DM O DMDM) muy comunes en formulaciones cosméticas.

¿Cuál es la alternativa ideal a los conservantes convencionales?

El uso de conservantes ¨naturales¨.

 

Lo primero, voy a explicar y aclarar bien esto de los conservantes naturales.

 

Y cito textualmente las palabras de Patrick Gonry (ingeniero químico especializado en activos naturales y orgánicos):

 

¨Es un mito que hay conservantes naturales en cosmética.

 

Los conservantes naturales no existen en la cosmética; todos se hacen de manera sintética, pero sí pueden ser idénticos a los naturales.

 

Un ejemplo de un conservante natural muy famoso es el benzoido de sodio o el ácido benzoico que está en los arándanos que tu comes cada día.

 

El que se usa en cosmética no se extrae de los arándanos, está hecho en laboratorio¨.

 

Aunque se formulen de manera sintética, lo importante es que son idénticos a los que se encuentran en la naturaleza y son totalmente respetuosos con la piel.

 

Cuando un producto cosmético opta por usar este tipo de conservantes en sus formulaciones, se preocupa por la salud y la piel de todos los usuarios en general, permitiendo que incluso las pieles más débiles y sensibles genéticamente puedan tener una experiencia de uso satisfactoria sin ¨sorpresas ingratas¨.

 

No sólo hay que tener en cuenta las pieles sensibles o con problemas en la barrera cutánea, porque una piel sana, a priori puede tolerar bien todo tipo de ingredientes, pero…

 

¿Te has preguntado cuánta cantidad de estos ingredientes aplicas en la piel a lo largo de tu vida?

 

Teniendo en cuenta que nos realizamos mañana y noche nuestra rutina de belleza…

 

¡Multiplica!

Conservantes usados en sérums de pestañas

Entrando en un terreno más específico, tiene mucha lógica pensar que sí es importante fijarse en los conservantes de los cosméticos en general que aplicamos en nuestra piel…

 

…si se trata de cosméticos para la zona de los ojos ¡aún más!

 

La zona de la mirada es la más cuidada por la gran mayoría, por ser la primera zona que revela los signos de la edad, pero también la más agradecida si le prestamos atención, porque tiene la capacidad de rejuvenecernos y darnos un aire fresco incluyendo unos pasos en nuestra rutina.

 

Es imprescindible tratar la zona del contorno de ojos, mantener unas cejas cuidadas y expresivas y por supuesto potenciar las pestañas que tienen un papel protagonista en la función de la mirada.

 

Pero es muy importante recordar que la zona orbicular es muy sensible y que es muy fácil que sin darnos cuenta los productos puedan entrar en contacto con los ojos, por tanto, debemos saber muy bien que elegimos para cuidarnos la zona.

 

En el nicho de sérums de crecimiento de pestañas, muchas usuarias no pueden utilizar este tipo de productos por una mala tolerancia, sintiendo picor, escozor o irritación.

 

Esto suele estar relacionado con el conservante utilizado.

Los conservantes serums pestañas

Por ese motivo, el tipo de conservantes que utiliza cada cosmético debe ser una razón de peso a la hora de elegir uno u otro.

 

 

El INCI de cada producto viene detallado en el packaging, de forma que puedas cerciorarte antes de adquirirlo.

 

En Nost Cosmetics nos preocupamos tanto por la efectividad y buen resultado del tratamiento, como por la formulación e ingredientes que seleccionamos para garantizar la seguridad y salud.

 

Gleam Lashes contiene un conservante absolutamente respetuoso con la zona del párpado, evitando posibles picores, rojeces o irritaciones y permitiendo una experiencia de uso totalmente agradable para el consumidor.

 

El conservante es polylysine, es un aminoácido polipéptido con actividad bacteriana de amplio espectro.

 

Cumple todos los requisitos que mencionamos anteriormente y es considerado como conservante natural.

 

Ahora ya sabes lo importante que es fijarse en los conservantes de tus próximas compras cosméticas. Nuestra recomendación es optar siempre por los conservantes más naturales independientemente de tu tolerancia.

 

¿Has sido alguna vez intolerante a algún cosmético?

 

Comparte con nosotros tu experiencia y déjanos saber si te hemos ayudado.

Enviar un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Exalta tu belleza natural potenciando tu mejor yo

CONTACTOS

Ronda Narciso Monturiol 4,
46980 Parque Tecnológico, Valencia – España

+34 961 952 992

contacto@nostcosmetics.com

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?