Top
pestañas naturales

Tener unas pestañas largas y naturales, protege y cuida nuestros ojos para mantener nuestra auténtica mirada natural.

 

De hecho, su función es asegurarse de mantener, cuidar y proteger a los ojos frente a cualquier agente externo.

 

La arena, polvo, e incluso microcristales y otros muchos materiales que no somos conscientes de que llegan al ojo.

 

Estos pueden llegar a hacer micro daños en el globo ocular. Y no queremos eso.

 

Por el contrario, cuando tus pestañas están cuidadas y perfectas, proyectamos a los demás una mirada espectacular.

 

Es por esto que, en este artículo, queremos contarte la mayor cantidad de consejos, tips y conocimientos que tenemos, sobre cómo mantener tus pestañas en la forma más saludable posible.

Cómo tener unas pestañas naturales saludables

pestañas naturales

Lo más importante a tener en cuenta cuando intentamos mantener nuestras pestañas saludables, y que se convierta en un hábito, es que comiences con la cara perfectamente limpia.

 

Esto forma parte de la rutina de todas, en especial antes de ir a dormir.

 

Es importantísimo que prestemos atención a limpiar bien toda la zona de los ojos y el tercio superior del rostro.

 

Lo ideal es contar con un limpiador específico, que permita eliminar y limpiar bien el maquillaje o cualquier tipo de suciedad que podamos acumular a lo largo del día.

 

Mención importante la tiene el correcto retirado de la máscara de pestañas.

 

Destacar que trates con mucho cuidado tus pestañas.

 

Son el arma secreta de una mirada verdaderamente magnética.

 

Pero recuerda que son muy frágiles también.

 

Cuídalas y no tires demasiado fuerte de ellas en tus rutinas de belleza diaria.

 

Para tener unas pestañas fuertes, largas y bonitas; tienes que tratarlas con productos específicos para su cuidado.

 

Exactamente igual que ya lo haces con las cremas para el rostro, o acondicionadores para el pelo.

 

Lo recomendable es que utilices un sérum acondicionador de pestañas pensado para ti, tus necesidades y para que tus pestañas estén sanas y no en mal estado.

 

También te aconsejamos desde vivencias personales, que te mantengas alejada de cualquier máscara que lleve etanol.

 

¿Por qué?

 

Pues tan simple como que debilitan y resecan las pestañas. Y no, no es bonito.

 

Por último, también recomendamos que te alejes de cualquier tipo de producto que contenga parabenos.

Prevención y cuidado de pestañas ante las infecciones

La regla más importante aquí es esta:

 

Nunca jamás compartas productos y utensilios de maquillaje con otras personas.

 

Así de simple.

 

Al compartir tu maquillaje con otras personas, te expones claramente al peligro de padecer algún tipo de herpes labial o acné e impurezas.

 

Sin contar los orzuelos o la conjuntivitis, cuando hablamos de pestañas.

 

Y es que todo tipo de infecciones o virus, se puede transferir a los productos cosméticos con muchísima facilidad.

 

Si se comparten, claro.

 

En ese caso, el mejor consejo que tenemos para ti es el siguiente:

 

Desecha o recicla cualquier producto que hayas utilizado en ese período de tiempo.

 

Además, no todos los tipos de cosméticos son pensados para cualquier tipo o nivel de PH.

 

Y no olvides nunca los diferentes tipos de reacciones alérgicas que puede sufrir la piel.

Qué debes considerar al comprar pestañas postizas para un look natural

Ahora bien, mientras te vas ajustando a tu nueva rutina de cuidados de tus pestañas, obviamente querrás seguir teniendo un look deslumbrante y que se vea natural. ¿Verdad?

 

Veamos cómo podemos identificar qué pestañas postizas son las mejores para ti, según tus necesidades:

Postizas, magnéticas o extensiones… ¿Cuál es el mejor tipo de pestañas para mí?

La mejor opción para cualquiera que desee mantener un look natural totalmente disimulado, lo tienes en las extensiones de pestañas.

 

Como se ponen pelo a pelo, es casi imposible saber si son tus pestañas verdaderas o no.

 

¿Cuál es el lado no tan positivo?

 

Pues que el tratamiento en sí puede ser tedioso o poner a prueba tu paciencia hasta que quedas lista.

 

Otro punto positivo de esta opción, sobre todo frente a las pestañas postizas tradicionales, es su duración.

 

Pueden llegar a aguantar de un mes, hasta incluso dos.

 

Es una enorme ventaja comparado con lo poco que duran las postizas tradicionales.

 

Además, siempre van a necesitar un pegamento especial para fijarlas bien.

 

Hay varios tipos y vienen en distintos formatos para ponerlas: unidas en bolita, grupos pequeños, o por tiras.

 

Eso ya es según tu gusto.

 

Pero lo que sí es inevitable es que vas a necesitar de ‘mucho arte’ para ponerlas perfectamente y que te queden según ese deseo buscado.

 

Claro que también puedes ser más práctica y optar por unas pestañas magnéticas.

 

Después de todo, no necesitan ningún tipo de producto o pegamento para su fijación.

 

Y la manera de colocarlas es infinitamente más fácil que las clásicas.

 

Simplemente colocas una banda en la parte superior, y la segunda en la inferior; y ya está.

 

Quedan totalmente fijas por los imanes.

 

Así que mejor para ti, para tus pestañas, ojos y mirada.

Según el material: de seda, sintética o visión

Otro factor que tenemos que tener muy presente al elegir, es el material con el que estén fabricadas.

 

La gran mayoría son sintéticas. Pero cada vez más la gente se ha ido adaptando a las de pelo natural.

 

Pero si pensamos en calidad, precio y practicidad, las de fibras sintéticas son la opción que más recomendamos.

 

Porque no son excesivamente caras y tienen un efecto muy bonito en nuestros ojos.

¿Qué efecto es mejor para mí: natural o máscara?

Aquí lo más importante es saber cuáles son tus propias necesidades y lo que estás buscando concretamente.

 

Dependiendo de la causa, puede ser mejor una opción u otra.

 

Si tenemos un evento de cierto nivel, entonces unas pestañas postizas largas son la mejor opción.

 

Si, por el contrario, planeas darles un uso más constante, quizá es mejor optar por pestañas postizas naturales más cortas. Entre los 5 y los 8 milímetros aproximadamente.

Cómo tener pestañas con efectos naturales y largas

¿Cuál es el largo típico de la pestaña?

En cuanto a las pestañas postizas, encontramos principalmente dos tipos según su tamaño:

 

Las más cortas son de unos 5 mm, que es más o menos lo que miden las pestañas naturales.

 

Las más largas, de más de 10 mm e incluso algunas llegan a superar los 15 mm.

La duración varía dependiendo del tipo de pestañas, claro

La duración de las pestañas tiene mucho que ver con el tipo de las mismas.

 

Además, todo depende del cuidado que le dediquemos.

 

Si las mantenemos al día, gracias a nuestras rutinas, pueden llegar a durar hasta 8 semanas.

 

Por el contrario, las pestañas postizas duran menos, aproximadamente unos 15 días.

 

Claro que, en cuanto a la duración y la practicidad, las pestañas postizas magnéticas son una opción muy buena.

 

Como se pueden reutilizar, pueden llegar a durar hasta 25 días aproximadamente.

 

Tampoco requieren pegamento y duran un buen periodo de tiempo.

Cómo ponerse extensiones de pestañas naturales postizas paso a paso

Vamos a ir paso por paso a ver cómo poner las pestañas postizas

Paso uno

Lo más importante siempre es primero limpiar a fondo, con desmaquillantes y toallitas, toda la zona del ojo, párpados y alrededor.

 

Si tienes algún rimel puesto, debes retirarlo por completo de las pestañas.

Paso dos

Como las pestañas postizas son un producto pensado para todos los tipos de pestañas, quizá sea conveniente medirlas previamente y cortarlas si fuera necesario.

 

Las pestañas postizas suelen ser muy largas porque tienen que adaptarse a todo tipo de ojos.

 

Idealmente debe quedar más corto en el lagrimal.

Paso tres

Aplicamos el pegamento especial sobre la base de las pestañas postizas con mucho cuidado.

 

La idea es dejar una fina capa, no un pegote.

Paso cuatro

Luego, tenemos que coger las pestañas por el centro de ojo con las pinzas empezamos a pegarla desde el lagrimal hacia la zona exterior del ojo, intentando que quede lo más cerca posible de la base de las pestañas naturales.

 

Hacemos presión sobre la base y habremos terminado.

Cómo poner las extensiones de pestañas

Las extensiones de pestañas sí que son un poco más difíciles de tratar y colocar.

Paso uno

Lo primero, siempre, es limpiar muy bien los párpados con una toallita desmaquillante para eliminar cualquier rastro de impureza que pudiera quedar.

Paso dos

Ahora, colocamos una almohadilla sobre el párpado inferior.

 

Esto lo hacemos para evitar la posibilidad de que nos entre pegamento en el ojo.

 

Antes de comenzar con la colocación, peina muy bien tus pestañas para que todas estén lo más alineadas posible.

Paso tres

Cogiendo muy poquito del pegamento, pero suficiente para que cubra la superficie, vamos a humedecer la base de la extensión de la pestaña.

 

Después, simplemente las fijas sobre tus propias pestañas naturales.

 

Repite este proceso hasta tenerlo todo hecho.

 

Aconsejamos que empieces por aquellas pestañas más próximas al borde interno, y vayas trabajando de ahí hacia afuera.

Paso cuatro

El último paso consiste en que, cuando haya pasado unos segundos, cepilles cuidadosamente tus pestañas de nuevo, y retires la almohadilla.

 

Y ya está, lista para lucir tus pestañas.

Conclusión

Ahí está. Estos son algunos de nuestros mejores consejos sobre cómo mantener un look totalmente natural y bello, o cómo conseguirlo con pestañas postizas naturales.

 

Destacar que si quieres tener las mejores pestañas posibles siempre, es indispensable cuidarlas con un sérum específico para ellas.

 

Tal y como harías con tu rostro o pelo, por ejemplo.

 

¡Atrévete y te verás más radiante con tu nuevo look de pestañas naturales!

Enviar un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Exalta tu belleza natural potenciando tu mejor yo

CONTACTOS

Ronda Narciso Monturiol 4,
46980 Parque Tecnológico, Valencia – España

+34 961 952 992

contacto@nostcosmetics.com

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?