Excelente 4.85 sobre 5 basado en 41 reseñas
Logo Nost Cosmetics

Diferentes tipos de mirada

tipos de miradas

Diferentes tipos de mirada

tipos de miradas

Existen diferentes tipos de mirada y por supuesto, todas y cada una de ellas tiene un significado diferente.

 

Hoy en el blog de Nost Cosmetics te explicamos lo necesario que debes saber sobre cada una de ellas.

DIFERENTES TIPOS DE MIRADA

La mirada es muy versátil, puedes amoldarla gracias a la amplia variedad de productos y avances estéticos que existen en la actualidad.

 

Una mirada segura probablemente te dé más posibilidades de que te den ese trabajo que siempre has querido.

 

Te ayuda a transmitir lo que sientes o quieres expresar en cada momento.

 

De hecho, al observar la mirada, se puede saber hasta la calidad de la relación entre las personas… las famosas miradas de amor que siempre buscamos.

 

El contacto visual, las direcciones y los movimientos de la mirada durante una conversación pueden revelar quién es el que desempeña el papel principal de la conversación.

 

Y también son un perfecto ejercicio para aprender cómo mantener el contacto visual en una conversación.

 

Por lo general, las personalidades fuertes establecen el contacto visual con bastante rapidez y miran más a menudo y de forma más persistente.

 

No pasa lo mismo con las personalidades tímidas.

 

La mirada es absolutamente sincera. La mirada te “delata”.

 

Por eso insistimos: la verdadera belleza reside en la mirada y no en los ojos.

 

¡No lo olvides: se trata de mirar a los ojos! 

 

Recuerda que las pestañas y las cejas son muy importantes en todas las miradas.

 

Tus pestañas pueden ser el centro de atención si utilizas el mejor serum crece pestañas Gleam Lashes.

Miradas dominantes

mirada con confianza

Este es el tipo de mirada determinante, decidida y llena de vitalidad que más llama la atención.

 

Una mirada dominante te puede ayudar a obtener ese extra de confianza para momentos en los cuales necesites transmitirla.

 

La mirada directa o dominante, consiste en que mientras se conversa, una o ambas personas miran a la otra con los ojos bien abiertos, directamente. Esto demuestra atención e interés genuino y un respeto sincero por el otro. 

 

Las miradas están muy relacionadas con nuestra psicología y emociones, de hecho la mirada dominante puede ser considerada un acto de poder y dominación. 

 

Por ejemplo, está demostrado por eminencias de esta área que cuando una mirada dura más de 2,95 segundos entonces sabemos que hemos captado la atención de una persona.

 

Es un tipo de mirada que se intensifica sobre todo cuando existe una conversación: denota seguridad y atención.

 

Muy útil para las mujeres que trabajan de cara a clientes o en grandes multinacionales, sentirse segura es sentirse bien y si te sientes bien rindes mejor. 

Tipo de mirada hacia arriba

Cuando una persona mira hacia arriba, a nada en particular, está pensando o visualizando algo. 

 

Es probable que esté haciendo imágenes en su cabeza y esto puede ser un indicador de un pensador visual.

 

Por ejemplo, una persona que está dando un discurso y mira hacia arriba durante el mismo está, por lo general, “buscando” en su mente las palabras que ha preparado. 

 

Por otra parte, expertos señalan que mirar hacia arriba y hacia la izquierda puede indicar que estás recordando algo.  ¿Te ha pasado?

Tipo de mirada hacia abajo

Mirar hacia abajo implica no mirar a la otra persona, lo que puede ser una señal de sumisión. A diferencia de la mirada dominante, esta mirada transmite inseguridad o desinterés.

 

Los expertos hablan de que si una persona no es capaz de mantener más de 4 segundos el contacto visual entonces esa persona no se siente cómoda, está nerviosa, tiene falta de confianza o esconde algo.

 

Mirar hacia abajo y hacia la derecha puede indicar que están atendiendo a emociones internas.

 

Sin embargo, en muchas culturas en las que el contacto visual es una señal grosera o dominante, la gente mira hacia abajo cuando habla con otros para mostrar respeto. 

 

Bajar la cabeza y volver a mirar a la otra persona es una acción tímida y sugerente, ya que combina la cabeza baja de sumisión con el contacto visual de atracción. 

 

Muchas veces no nos damos cuenta de lo importante de nuestro lenguaje corporal y es que es muy fácil dar pistas de cómo estamos anímicamente únicamente con la mirada.

 

Por eso debes tener mucho cuidado y prestar mucha atención a tu presencia. La cabeza bien alta y la mirada a los ojos, para que en tu vida predomine una mirada vital.

Tipo de mirada brillante

El brillo en los ojos se encuentra comúnmente en las interacciones entre amantes o cuando se les interroga sobre su relación. Es una señal muy fiable para la pareja contraria de amor genuino. 

 

Los ojos brillan cuando uno está en un estado agradable o alegre. El brillo de los ojos también es un atributo de quienes tienen una mirada magnética

 

Sin embargo, el origen físico del brillo de los ojos sigue siendo un misterio, ya que no hay datos científicos que demuestren cómo se origina ese brillo especial en la mirada.

 

 Se dice que es algo único del amor y el cariño porque todos lo reconocemos cuando lo vemos.

Mirada observadora

Es el tipo de mirada que se te pone cuando estás viendo el Empire State Building o cualquier obra de arte en el Louvre.

 

Muestra interés y aparece cuando una persona quiere absorber todos los detalles de un sitio o una conversación..

Tipo de mirada representativa

Esta es la mirada “delatadora” por excelencia.

 

Como bien dice su nombre, representa exactamente lo que sientes en ese momento sea positivo o negativo.

La frase “una mirada vale más que mil palabras” sin duda, viene de este tipo de mirada.

 

Es inevitable e inconsciente porque está muy conectada con tu parte más interna.

Mirada jurídica

Es probable que alguna vez tus hijos o alguna amiga te haya puesto esta mirada. En muchas ocasiones esta mirada juzga los actos o las historias de los demás. Es difícil de disimular porque está muy conectada con tus valores y tus experiencias.

 

Sin embargo, este tipo de mirada no siempre es negativa pues cuando alguien que nos llama la atención lo “analizamos” de arriba abajo, sin prejuicios. 

 

Es una importante señal de lenguaje corporal casi imposible de detectar a menos que se preste mucha atención.

 

Cuando una persona encuentra a alguien atractivo, echa un vistazo a la cara y luego mira hacia abajo sobre el cuerpo, yendo de la cabeza a los pies para comprobar al otro, juzgando cada rasgo de la persona. 

tipo de mirada inquieta

Esto ocurre cuando una persona está bajo presión; su mirada suele lanzarse en todas las direcciones. Se hace evidente que la persona está nerviosa, y esta tensión se traslada al oyente, que empieza a sentir esa incomodidad.

 

Las personas sumisas suelen mover los ojos de un lado a otro, a menudo sin mover la cabeza. Esto tiene como objetivo no sólo intentar captar todo lo que ocurre a su alrededor, sino también, de forma instintiva, buscar posibles vías de escape.

 

¡El subconsciente de la mirada es todo un mundo!

Mirada pensadora

Tú sabes cuando una persona está pensando en otra cosa mientras le hablas. También puedes saber durante una prueba,  quién es la más concentrada de la sala sólo por su mirada.

 

Es la mirada que pones cuando estás en tu restaurante favorito viendo la carta pensando en cuál plato vas a degustar esta vez.

Tipo de mirada de lado

Gran parte de nuestro campo de visión está en el plano horizontal, por lo que cuando una persona mira hacia los lados, está apartando la vista de lo que tiene delante o mirando hacia algo que le ha interesado.

 

Una mirada rápida hacia los lados puede ser simplemente para comprobar el origen de una distracción.

 

Los ojos que se mueven de lado a lado pueden indicar que la persona está mintiendo, pues parece que estuviera buscando una vía de escape en caso de ser descubierta.

Mirada robada

También conocida como mirada de “reojo” sucede cuando la persona no mira directamente a la otra, para que la otra no se de cuenta.

 

La mirada de reojo también se da deliberadamente para indicar que una persona sospecha, o duda, o desconfía de la otra.

mirada pensativa mujer

DISTINTOS TIPOS DE MIRADAS PARA DISTINTOS ESTADOS DE ÁNIMO

Como puedes observar, existen muchos tipos de miradas que expresan nuestro estado anímico y de seguridad.

 

Recuerda que sin pestañas y cejas no se potencia esa vitalidad que viene de una mirada dominante (la mirada que quieres para tu día a día).

 

Utiliza maquillaje para tus pestañas y cejas que les den mayor volumen, esto ayudará a elevar tu mirada sea del tipo que sea.

 

El maquillaje facial es la “ropa” de tu mirada.

 

Míralo como si tu neceser fuera el armario de tu mirada.

 

Si te decides por unas pestañas y unas cejas naturales te recomendamos que además de una máscara de pestañas (o cualquier maquillaje facial) utilices un sérum que respete su ciclo de crecimiento que las fortalezcan.

 

Asegúrate de que los productos que eliges se adaptan a tus necesidades.

 

Recuerda que existen muchas formas de maquillarse hoy en día.

 

Escojas maquillarte de manera más tradicional o a la última moda (como el tightlining) tienes que saber que en cada situación es mejor expresar un tipo de mirada.

 

Se trata de escoger el tipo de maquillaje para la mirada que quieres obtener.

CONCLUSIÓN

Hay casi tantos tipos de mirada como estados de ánimo, y sin duda, nuestra mirada habla de nosotros y nuestros sentimientos incluso sin ser completamente conscientes de ello. 

 

Según la personalidad de cada persona, su mirada puede ser del tipo dominante para aquellas personas de carácter fuerte, y los más tímidos quizá tengan una mirada más inquieta. 

 

Las pestañas enmarcan la mirada y las cejas el rostro, por eso es tan importante contar con unas pestañas que aporten a tu mirada, cualquiera que sea su tipo, profundidad y juventud. 


Para potenciar tu mirada, utiliza productos de calidad como el serum crece pestañas Gleam Lashes que nutre e hidrata la pestaña desde la raíz.

Últimas entradas

¿Necesitas ayuda?